Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

40 años después. Medio Ambiente inicia la reversión de los terrenos del embalse de Jánovas

40 años después. Medio Ambiente inicia la reversión de los terrenos del embalse de Jánovas

Lo leemos hoy en Heraldo de Aragón y es una de esas noticias que hacen justicia ante una deuda histórica. Desgraciadamente serán muchos los que ya no podrán volver a disfrutar de las calles de Jánovas, que habrán perecido en el intento, pero quedan los herederos y herederas de su lucha, quienes han peleado contra esa injusticia histórica. Jánovas fue un pueblo arrebatado a sus legítimos dueños, a sus habitantes, se lo robó el Estado para entregarlo a una compañía eléctrica, sucedió en un tiempo en el que no importaba inundar pueblos, trasladar a sus gentes, para construir una gran presa. Así se despobló buena parte del Pirineo Aragonés, de la provincia de Huesca, y hoy la justicia devuelve a Jánovas sus hijos, a sus nietos más bien, después de 40 años de lucha. Hoy es un gran día para las gentes de Aragón, para quienes hemos creído siempre que esto era algo más que un sinsentido, era una ingnominia difícilmente justificable.

I. ARISTU. Zaragoza
El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha autorizado por fin la reversión de los terrenos expropiados para la construcción del descartado embalse de Jánovas. Más de 40 años después de que los vecinos de esa población y de otras como Lavelilla o Lacort abandonaran sus casas por la fuerza, una orden ministerial da por extinguida la concesión de caudales del río Ara que ostentaba Endesa y pide a la Confederación que inicie el proceso para que todos aquellos afectados que lo deseen puedan recuperar sus posesiones -previo pago, eso sí, de las cantidades que recibieron en su día ya actualizadas-.

Según explicó ayer el comisario de Aguas de la CHE, Rafael Romeo, después del verano el organismo de cuenca comunicará a los vecinos de los pueblos implicados la fecha a partir de la cual podrán solicitar la devolución de las tierras expropiadas. "Vamos a crear una oficina de atención a los afectados, que tendrán tres meses para presentar la documentación necesaria -indicó Romeo-. Nuestros servicios jurídicos estudiarán cada caso para confirmar que, efectivamente, los solicitantes tienen derecho a la reversión, y cuando sea así recuperarán sus tierras en poco tiempo".

La historia del fallido embalse de Jánovas comienza en 1951, cuando la compañía Iberduero recibió del Estado una concesión conjunta de caudales que incluía cuatro saltos hidroeléctricos en los ríos Cinca y Ara: el de Laspuña -el único en servicio-, el de Jánovas, el de Fiscal y el de Escalona-Boltaña.

Se tuvieron que ir en los 60

En el caso de Jánovas, Iberduero nunca acabó de concretar la construcción del pantano, pero entre 1963 y 1965 casi todos los vecinos de las poblaciones afectadas se marcharon obligados. Uno pocos vendieron sus tierras en un ambiente de fuerte presión y al resto se las expropiaron. La última familia aguantó hasta 1984, y en 1992 el embalse fue incluido en el Pacto del Agua de Aragón.

Sin embargo, en 2001 el Boletín Oficial del Estado publicó la declaración de impacto ambiental negativa del proyecto, por lo que el pantano quedó descartado y ni siquiera se incluyó en el Plan Hidrológico Nacional aprobado por el PP ese año.

Algunos de los afectados por esta obra hidráulica pidieron la reversión de las propiedades expropiadas en los ochenta y en los noventa, pero no fue hasta la pasada legislatura cuando Medio Ambiente se comprometió a facilitar la devolución de esas tierras a sus antiguos propietarios.

Acuerdo con Endesa

El problema ha sido que, para acometer el proceso de reversión, antes era necesario extinguir la concesión de caudales que Endesa heredó de Iberduero, un trámite que se ha demorado bastante. "Durante este tiempo no hemos estado de brazos cruzados -se defendió ayer el comisario de Aguas de la CHE-. Teníamos que buscar un acuerdo con la eléctrica para evitar el riesgo de que nos pusiese un contencioso, y en eso hemos estado trabajando".

La orden ministerial que autoriza a la CHE para iniciar la reversión se firmó el pasado 16 de junio, y aunque extingue las concesiones de los saltos hidroeléctricos de Jánovas, Fiscal y Escalona-Boltaña, mantiene la de la central de Laspuña. Además, reconoce que Endesa tiene derecho a una indemnización por los gastos que el proyecto le ha acarreado, aunque en lugar de recibir un pago en metálico la compañía será compensada con una ampliación de la concesión del salto del Cinqueta en Lafortunada.

"Por parte de Endesa ha habido muy buena disposición, y de hecho no se le va a indemnizar por el lucro cesante", destacó Romeo. Fuentes de la compañía eléctrica también destacaron el esfuerzo realizado por todas las partes para llegar a un acuerdo.

Devolverlo a su estado original


El cuarto punto de la orden ministerial pide a la Confederación que inicie el proceso de reversión de las tierras expropiadas -para lo que se habilitará un número de teléfono y una dirección de correo electrónico que facilite el contacto con los afectados-, y el quinto encarga al organismo de cuenca que redacte los proyectos y acometa las actuaciones necesarias para devolver la zona del embalse a su estado original.

El comisario de Aguas de la CHE explicó que el acuerdo alcanzado con Endesa también se refiere a este último punto. "Aunque el embalse de Jánovas no empezó a construirse, sí se levantaron unas ataguías, se hizo un azud... Lo que se pretende ahora es corregir todas esas actuaciones", indicó Romeo, quien también señaló que el organismo de cuenca esperará a después del verano para comunicar el inicio de la reversión.

  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres