Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

Más de treinta aulas de infantil y primaria pueden desaparecer por la despoblación en León

Lo leemos en Diario de León 
La amenaza de la despoblación atenaza la continuidad de más de la mitad de los pueblos que aportan alumnado de infantil y primaria a los cincuenta Colegios Rurales Agrupados -CRAs- de la provincia. Con el comienzo de este curso, la administración autonómica hizo un esfuerzo por mantener aulas con tan sólo tres y cuatro alumnos, medida que afectó a diez localidades, en las que el censo evidencia una carencia preocupante de natalidad y una población muy envejecida.

Aún con eso, la falta de niños obligó a la Junta a clausurar una unidad de primaria en los CRAs de Bustillo del Páramo, Jiménez de Jamuz, San Cristobal de la Polantera, Santa Marina del Rey y Villager de Laciana; y se cerraron dos aulas en el de Lillo del Bierzo. La radiografía tampoco concede optimismo en infantil, donde estudian alumnos de hasta seis años, es decir, los que garantizan el futuro de las escuelas. En este ciclo también desapareció una unidad en los centros de Carracedelo, Laguna Dalga y Páramo del Sil.

El mapa educativo dibuja, por tanto, una polarización de personas en las áreas urbanas y un escaso arraigo en las rurales, donde cada vez hay menos trabajo, lo que obliga a muchas familias a desplazarse hacia zonas más pobladas para buscar un empleo.

Movimiento

Ese éxodo demográfico deja a 83 pueblos de la provincia con menos de quince alumnos entre sus ciudadanos y lo que es peor hay 32 en los que no superan los diez escolares.

Las localidades con la tasa más baja son Castrillo de la Valduerna, Montealegre, La Granja de San Vicente, Santa Cruz de Montes, Felchares de la Valdería, San Esteban de Nogales, Villar del Yermo, Zotes del Páramo, Argayo del Sil, Congosto, Villasinta de Torío, Igüeña, La Ercina, Caín de Valdeón, Cofiñal, Canedo, San Juan de la Mata, San Cristobal de la Polantera, Santibañez del Porma, San Cipriano del Condado, Lomba, Soto de La Vega, Villazala, Villaornate, Villaumbrales, Navianos de la Vega, Roperuelos del Páramo, Riofrío, Ferreras y Bercianos del Real Camino. Todas están pendientes de alcanzar un crecimiento vegetativo positivo con el que solventar la permanencia de las clases que todavía aportan a los Colegios Rurales Agrupados. De no producirse, el cierre de las unidades llegaría a medio plazo en la gran mayoría de ellas.

Con matrícula

No obstante, en el otro lodo de la balanza educativa, donde el peso poblacional es mayor, aparecen también localidades del área rural, pero que por su crecimiento radial están cada vez más cerca de la urbe. Así, el CRA del Burgo Ranero sumó una unidad de infantil este curso; una incorporaron también los colegios de Columbrianos, Lorenzana y Villager de Laciana; y con dos más aparece el de Villacedré.

Esta situación, propiciada por la dispersión geográfica y la desertización poblacional de algunas zonas, condiciona las políticas educativas que impulsa la Junta, obligada año tras año a modificar el organigrama docente para garantizar a estos niños una enseñanza de calidad, en las mismas condiciones que las del resto del alumnado.

Dentro de esta planificación, el CRA de Navatejera ocupa el primer puesto del ranking en cuanto a solvencia, ya que tiene más de seiscientos alumnos, procedentes de Villasinta de Torío, Villaquilambre, Villaobispo de las Regueras y Navatejera .

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres