Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

Nace la Asociación "Pueblos Olvidados"

Leemos en La Crónica

Ismael Alonso, Eduardo Vadillo y Maximiliano Gutiérrez son tres alcaldes de distintas pedanías del norte de la provincia de Burgos. Todos ellos tienen un fin común, evitar que estas localidades pasen a formar parte de “la lista negra de pueblos abandonados”. Para ello, crearon la asociación ‘Pueblos olvidados’, registrada oficialmente el pasado mes de febrero. De esta manera, pretenden conseguir que Quintanilla Cabe Rojas, Quintanaurría y Quintanilla Río Fresno no sigan olvidados por las administraciones.
Ismael Alonso, presidente de la asociación, apoyado por sus homólogos en todo momento, explica que se sienten “despreciados” por la Diputación burgalesa y el Gobierno autónomo y apuestan por que estas juntas administrativas, y por ende todas las localidades de la provincia de Burgos en su situación, “tengan un futuro”. En un momento en que “azota una gran crisis económica, serán muchos los que tengan que volver a los pueblos a trabajar en la agricultura y en la ganadería”, comenta.
A través de la creación de esta asociación pretenden abrir una ventana para luchar por las más de 600 pedanías y juntas administrativas que existen en estos momentos en la provincia burgalesa. Sus reivindicaciones son “básicas” y es que lo que buscan Ismael, Eduardo y Maximiliano es “dotar a estas localidades de unos servicios sociales y culturales mínimos” de los que a su juicio carecen, además de” realizar mejoras en las carreteras de acceso”.
En este camino la asociación debe luchar contra la despoblación, uno de los problemas fundamentales de Castilla y León. Por ello, sus labores se centran en distintas áreas: desde actividades de información y concienciación de la ciudadanía, hasta el control del reparto de subvenciones y ayudas económicas por parte de las administraciones, ya que afirman con los documentos oficiales en la mano “que siempre se reparte a los mismos”.
Quintanilla Cabe Rojas está situada en la comarca de La Bureba, dentro del partido judicial de Briviesca y pertenece al ayuntamiento de Rojas. Hasta hace poco tiempo sus habitantes se dedicaban a la agricultura y a la ganadería, sin embargo, en la actualidad durante el invierno no quedan más que varios vecinos, puesto que la mayoría de ellos sólo van al pueblo los fines de semana o durante el verano. No en vano, el 80 por ciento de la población censada tiene alrededor de 80 años.
Ismael, su alcalde, indica que no disponen de un Ayuntamiento o de un simple lugar donde reunirse. “Nos tenemos que juntar todos en la sacristía de la iglesia”, apunta. “Además, no existe un consultorio médico donde atender a los vecinos y para coger el autobús es necesario que alguien lleve el coche hasta el pueblo más cercano, algo que para los más ancianos, resulta imposible”, señala.
Pese a todo, Quintanilla Cabe Rojas muestra sus “encantos” a través de las necrópolis del siglo VIII, descubiertas por casualidad en el año 2004, y de una iglesia románica dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Asimismo, alejado de las casas, “se pueden encontrar una serie de refugios que servían antiguamente para cobijar a los agricultores durante sus jornadas de trabajo”, hace constar. Riquezas históricas con las que Ismael pretende crear unas rutas senderistas que puedan atraer a los turistas hasta la zona.
También en la comarca de la Bureba se encuentra Quintanaurría, localidad de la que Eduardo es su alcalde. Aunque hay censados una veintena de habitantes, durante los meses de verano el número de vecinos se multiplica.
La iglesia, lugar de reunión de los vecinos junto al bar, data del siglo XVII y está dedicada a su patrón, San Adrián. Algo más alejada, entre montañas, está la Cueva del Moro, que data de la época de los romanos. Además, y como nota curiosa, Eduardo adelanta que “la calle del pueblo que va hacia el monte será dedicada al ciclista Bahamontes, con el que les une un vínculo especial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Lara Cardenal -

Buenos dias,somos una pareja española de 38 y 41,sin hijos.Estamos buscando un trabajo y casa en un pueblo olvidado de Burgos.No tenemos hijos.Pero nos gustaria poder vivir alli y formar nuestra propia familia.Ambos somos de Madrid,y necesitamos un cambio.Hemos vivido en pueblos de la Sierra de Madrid,y en varias partes de España.Nos gusta el campo y nos adaptamos a todo.Tenemos ganas de trabajar y de vivir alli.Por favor queremos información,muchas gracias y un saludo. Lara y Frank.

Ana -

Hola!
Me llamo Ana y mi esposo David(31años los dos),tenemos dos niños de 8 y 3 años,somos de Valencia,buscamos futuro en pueblos del norte,donde cedan casa y trabajo.
gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres