Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

Despoblación en las comarcas de Galicia

Leemos en la edición digital de la Voz de Galicia, noticias desalentadoras, sobre los efectos del abandono del medio rural en aquella Comunidad. El último censo así lo revela, la despoblación prosigue su andadura. 

Las cifras de población hechas públicas por el Instituto Nacional de Estadística muestran un panorama desolador en numerosas entidades poblacionales de la zona, que dejaron paso de los vecinos que los ocupaban antaño a una despoblación absoluta. A 1 de enero del 2011, las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes contabilizaban un total de 29 aldeas en esta situación. El municipio más afectado de todos es Silleda, donde hasta ocho aldeas carecen de vecinos. Es el caso de A Braña, en la parroquia de Santa Baia de Cira; idéntica situación se produce en Segade, en Santa María de Cortegada, que sí tenía vecinos en el 2001; Marín, en Fiestras, lleva más de una década sin vecinos; la misma situación se produce en Crestelle, en San Tirso de Manduas, pero desde hace menos tiempo. Tampoco hay vecinos en Freixeiro, Cartimil, Outeiro y Reigosa, aldeas todas ellas del municipio de Silleda.

 

Seis en A Estrada

A continuación se sitúa el municipio de A Estrada, donde son seis las aldeas deshabitadas: se trata de A Calzada, O Coto, Ouzamerxe, O Pinal, Os Muros y Cruxeira. Por lo que hace referencia a Lalín, se trata de cuatro lugares: Vilela, en la parroquia de Anseán; Agrazán, que pertenece a Anzo; Piñoi, en Vilatuxe; y Corbillón.

El municipio de Rodeiro contabiliza un total de cinco aldeas que se han quedado sin ningún vecino en los últimos años: se trata de Remesar, Devesa ?en dos casos, en Rodeiro y en Río, según el INE?, Vila do Fondo y el lugar de San Xoán de Camba, en la parroquia del mismo nombre. En el caso de Forcarei aparecen los lugares de Pereira ?en la parroquia del mismo nombre? y Moscovide sin ningún habitante en la estadística oficial, mientras en Agolada figura Cendoi, en la parroquia de Artoño.

Por su parte, en Vila de Cruces son dos los lugares donde no queda ningún vecino: se trata de Silvares, en Santa María de Merza, y Barrio.

El despoblamiento de lugares crece: en el 2001, ambas comarcas contabilizaban 21 aldeas sin ningún vecino, frente a los 29 del pasado año. Salieron de la lista de lugares sin vecinos Espiñeiro (Cruces), Vilanova (A Estrada) y Casas Novas (Agolada).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres