Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

Zamora perderá una media de tres habitantes al día durante los próximos 20 años

Leemos esta noticia en ( La Opinión de Zamora - 06/11/2007 )

Mª JESÚS FERNÁNDEZ. Una media de tres zamoranos abandonarán la provincia durante los próximos 20 años y producirán una pérdida de población equivalente al censo de Benavente, según la previsiones del Instituto de Política Familiar de Castilla y León (IPF-CyL), que ha elaborado un informe económico y demográfico sobre la despoblación prevista en la región, que ha sido publicado recientemente. El estudio cifra en 23.871 los habitantes que perderá Zamora, cuya población se reducirá de los 199.090 residentes actuales a 175.219 dentro de dos décadas.
El éxodo potencial que sufrirá la provincia la sitúa en la tercera posición de la región, por detrás de León y Salamanca, que registrarán las mayores sangrías poblacionales de la comunidad, de 38.398 y 25.112 habitantes respectivamente. Según la proyección del IPF-CyL, en el conjunto autonómico la despoblación estimada supondría la desaparición de Soria en doce años y la pérdida de todos los habitantes de Segovia.
Para contrarrestar esta progresiva desertización poblacional el instituto considera que las políticas familiares no deben ir encaminadas sólo y únicamente al fomento de la natalidad, sino también al apoyo a la familia mediante la configuración de un Plan Integral de Apoyo a la Familia. En este sentido, el estudio califica las ayudas actuales hasta los tres años como insuficientes y argumenta que «no es admisible engañar a las futuras mamás dándolas algunas ayudas hasta los tres años y luego pensar que el niño es capaz de valerse por sí mismo y sin necesitar ningún tipo de ayuda».
Además, el informe apunta que la inmigración no es la única solución para fomentar la repoblación. Tampoco consideran suficiente la media fomentada de 2,1 hijos por mujer, lo que a juicio de los autores del estudio supondría un nuevo estancamiento de la población y alargará el problema. Por el contrario, se aconseja fomentar el tercer hijo ya que con la media de dos, el informe señala que sólo se sustituye la población.
Las pérdidas de población proyectadas en el estudio, calculadas sobre la media del decrecimiento natural de los últimos siete años, vaticinan la desaparición de los pueblos con menos de 200 habitantes y con una media de 40 años.
En cuanto a las salidas profesionales más prometedoras en un futuro, el estudio considera que la carrera con menos posibilidades será la de maestro, profesor, docente o catedrático a consecuencia del cierre de muchos centros educativos por falta de niños. Por el contrario, el informe apunta que todas las ramas profesionales ligadas a la geriatría tendrán un futuro asegurado.
El estudio hace referencia a los proyectos Equal como una posible solución adecuada a la despoblación centrada en la figura de la mujer mediante el desarrollo de núcleos laborales que permitan asentamientos y la repoblación de los territorios.

La población activa se reducirá en un 5,96%, equivalente a 11.869 trabajadores
Las pérdidas de habitantes previstas por el IPF-CyL estiman que Zamora perderá el 5,96% de su población activa durante las próximas décadas, porcentaje equivalente a 11.869 trabajadores menos. Teniendo en cuenta que según los últimos datos del Instituto Nacional de Empleo la cifra de zamoranos en paro se eleva a 8.064 personas, la estimación del estudio significaría acabar con el problema de desempleo, pero abriría la puerta a una serie de consecuencias que también detalla el informe. Algunos de los inconvenientes serían que la bajada del número de habitantes produciría un descenso del consumo.
El estudio también advierte que la provincia recibiría una menor cifra de ingresos por transferencias procedentes del Estado, ya que algunas de ellas están directamente ligadas a la población. De igual modo, serían menores los recursos económicos, tanto en inversiones, como en infraestructuras y bienes y servicios al considerarse una zona despoblada. Otra consecuencia del descenso de la mano de obra puede ser, según el IPF-CyL, que las empresas se replanteen instalarse en la región al encontrarse con problemas para obtener recursos humanos suficientes que les permitan desarrollar sus proyectos industriales.
Por el contrario, el estudio augura un buen futuro al gasto social dedicado a los mayores, que tienen un futuro continuo de crecimiento inevitable ante las previsiones de envejecimiento de la población. Asimismo, la región tendrá que abogar por el mantenimiento nacional de las pensiones, ya que «el sistema autonómico de pensiones no tendría ningún futuro ni a corto plazo», señala textualmente.

Aumento del envejecimiento
El porcentaje de la población mayor de 65 años existente en la provincia zamorana, un 28,13%, casi duplica a los habitantes menores de 19 años, del 16,34%, según los datos recogidos en el estudio. Según detalla, en todas las provincias de Castilla y León hay tantos niños de 0 a 4 años como mayores de 75 a 79 años. El informe del Instituto de Política Familiar de Castilla y León (IPF-CyL) también apunta que la región va diez años por delante de España en lo que se refiere a envejecimiento, ya que si en el conjunto nacional la pirámide poblacional está casi invertida con la banda de edad más gruesa situada en la franja de los 25 y 29 años, en la Comunidad ese tramo se eleva a los 35-39 años.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres