Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

La desidia y el abandono ‘siembran’ la provincia de edificios ruinosos

Leemos en La Crónica de León la siguiente información sobre sus comarcas, en las que la despoblación explica, en muchos casos, las innumerables edificaciones que están a punto de convertirse en escombros

 

El abandono, la desidia y la falta de recursos económicos en otras ocasiones está dejando a los pueblos de la provincia de León ‘sembrados’ de edificios públicos y privados al borde de la ruina. Estos son algunos ejemplos.

SAHAGÚN

Rara es la localidad en la comarca de Sahagún, incluida la villa, en la que no se encuentre algún edifico caído, bien sean viviendas particulares, construcciones tradicionales como palomares de adobe, bodegas, o directamente patrimonio cultural.
Infraestructuras públicas como el viejo apeadero de Calzada del Coto, edificios religiosos como la iglesia de San Salvador en Bercianos del Real Camino o el decadente Caserío o viejas industrias como la fábrica de celulosa de Sahagún son solo algunos ejemplos de las decenas de construcciones ruinosas que se diseminan por la orografía terracampina. Una zona en la que la despoblación ha jugado un papel determinante y que, sin duda, es la responsable de tanta construcción caída. El desplome de ladrillos y piedras también afecta al patrimonio cultural.
El caso más sangrante, se encuentra en la localidad de Grajal de Campos, Conjunto Histórico, en el que se pueden encontrar derruidas desde casonas centenarias a edificios religiosos. No obstante hay ayuntamientos que se han tomado muy a pecho eso de acabar con las ruinas y, como en el caso de El Burgo Ranero, se subvencionó el año pasado los trabajos de limpieza y desescombro en solares de las cuatro localidades que forman el municipio. A raíz de la propuesta, pueblos como Villamuñío o Calzadilla de los Hermanillos han conseguido borrar esa imagen de decadencia que sugiere ver escombros donde antes había hogares.
MONTAÑA ORIENTAL
Al igual que en la mayor parte de los municipios de la provincia, en el de Cistierna también existe un destacado número de edificaciones en ruina sobre las que el Ayuntamiento debe intervenir para evitar que éstas se vengan abajo o causen daños a viandantes o mobiliario urbano. En este sentido, es importante recordar que la mayor parte de estos edificios se ubican en los barrios más antiguos y que, a menudo, son viviendas que han sido abandonadas por sus propietarios. El número de estas edificaciones varía según transcurre el tiempo, ya que algunos inmuebles se reparan y otros nuevos se añaden a la lista de posible ruina

SUR DE LEÓN
La despoblación registrada en las últimas décadas en la zona sur de León ha propiciado el progresivo deterioro de todo tipo de edificios de propiedad privada en su mayoría, aunque también hay antiguos cuarteles de la Guardia Civil semi ruinosos y decenas de antiguos palomares que sólo conservan la parte central de su estructura y lo mismo ocurre con centenares de antiguas bodegas.
En el apartado de antiguas viviendas abundan las construcciones de tapial, adobe y ladrillo que se han venido desmoronando en los últimos años o que presentan claros signos de ruina, especialmente en la zona de Los Oteros y Valderas hay varios edificios blasonados con importantes deterioros.

MONTAÑA CENTRAL

Las casa abandonadas, que poco a poco han ido cayendo en el olvido, forman ya parte del paisaje de los pueblos. Cuanto más pequeña es la localidad, más posibilidades tiene de contar con un par de edificios en ruinas. Y cada pueblo tiene su historia, y tiene sus ruinas, edificios que han ido heredándose de generación en generación, teniendo varios propietarios y compartiendo titularidad entre primos lejanos.
La localidad de La Pola de Gordón también presenta su propia ruina, una gran casona, al lado de las vías, queva perdiendo el color de las paredes, los cristales e incluso sus puertas y persianas. Pero encontramos otras en el municipio. Ese es caso de la Galería de Geras, un edificio que en el pasado tuvo su importancia y su momento de gloria, pero que, año tras año va perdiendo parte de su encanto, hasta el punto de parecer tan solo el armazón de lo que fue. Varios empresarios se han interesado por adquirir el inmueble, sin éxito alguno.

ASTORGA

En la calle Alcalde Pineda de Astorga hace meses que unas vallas impiden pasar cerca de dos edificios debido a su estado de ruinas. La medida de acordonar la zona fue tomada tras recibir el Ayuntamiento las denuncias de los vecinos de esta calle, quienes aseguraron haber visto como se desprendían trozos de la cornisa del tejado al suelo.
Otra de las edificaciones en mal estado que podemos encontrar en la capital maragata es la que ocupa uno de los rincones de la plaza del Arquitecto Gaudí. Se trata de una antigua casa señorial que se encuentra deshabitada desde años pero con la que no han podido hacer nada desde el Ayuntamiento ya que se encuentra protegida por Patrimonio, que prohibe el derribo de la misma. Este hecho supone una excepción dentro del Plan Director de restauración de las murallas ya que este tiende a separar o eliminar de las mismas aquellos edificios anexos. A día de hoy los trámites de adquisición del solar que se encuentra debajo de la vivienda y por lo tanto también de la casa por parte del Consistorio se encuentran bloqueados debido a esa decisión de Patrimonio, aunque llegado el momento podría llegar a estudiarse la posibilidad de que formara parte del proyecto de creación del centro Lyda.
Otro inmueble que se encuentra en Astorga, en la calle Alcalde Carro Verdejo, el cual tan solo conserva desde hace unos meses las paredes de lo que fueron dos casas de planta baja. Pese a haberse derribado todo el resto del edificio, la fachada se mantiene en pie ocasionando la caída de los cristales de las ventanas a la acera por la que transitan los peatones.

LACIANA
El viejo cuartel de la Guardia Civil de Villablino es quizá el edificio que presenta un estado más ruinoso en toda Laciana. Este inmueble, que será derribado para edificar la nueva casa cuartel, fue desalojado hace más de un año ante el peligro que suponía.
De hecho, se ha vallado todo el perímetro del edificio ante el peligro que presenta para los viandantes y más teniendo en cuenta que en sus inmediaciones se ubican el colegio San Miguel y la Escuela de Educación Infantil, Tierno Galván.
Y es que los desprendimientos de la fachada y de parte del tejado son constantes. No en vano cuando se desalojo, la puerta de entrada estaba apuntalada y las puertas de acceso a las viviendas estaban protegidas con un tejadillo de madera para protegerse de los desprendimientos del tejado.
Además del cuartel, también presenta un estado ruinoso la antigua casa del pueblo de Villablino que albergó los juzgados. 6

Información elaborada por C. Domínguez, L. de la Villa, L.A.O, E. Niño, Sonsoles Sanz y Pery

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres