Blogia
OBSERVATORIO SOBRE LA DESPOBLACIÓN

Teruel tras la mina de la natalidad

Leemos en la edición digital de ABC una noticia que pone sus miras en la provincia de Teruel y en las Cuencas Mineras en particular, a propósito de las políticas de natalidad que mantienen sus municipios.

La Comarca de las Cuencas Mineras ha prometido seguir luchando para frenar la despoblación que asola la zona desde los años ochenta. Con ese ánimo, y a pesar de que las arcas municipales están vacías, mantendrá el paquete de medidas que activó a mediados de los noventa para luchar contra la emigración masiva.

A pesar de que están con el agua al cuello, en lo que al ámbito presupuestario se refiere, continuarán concediendo subvenciones que oscilan entre los 300 euros de Escucha a los 700 de Utrillas a cada bebé nacido en el año. La única condición para recibir las ayudas, tal y como venía siendo hasta ahora, es que los padres hayan estado empadronados en la localidad al menos un año y que no tengan deudas con las administraciones. La institución comarcal de las Cuencas Mineras aporta además otros 300 euros. Sólo en Utrillas este año son 23 los niños que han nacido en el pueblo y que están empadronados, una cifra ligeramente inferior de la que se ha registrado en la última década, veinticinco niños.

A pesar de los tímidos avances, el número de habitantes de las localidades que antes vivían del carbón se ha reducido a la tercera parte desde hace treinta años. Este es el caso de Escucha. Durante el invierno por sus calles apenas corren niños. De los 3.000 vecinos con los que contaba hace tres décadas sólo quedan 1.000 y la mayoría sobrepasan los sesenta y cinco años. Algo parecido ocurre en Utrillas, donde viven 3.300 personas frente a las 5.000 de los ochenta.

Pero si hay algo que ha cambiado en el censo y en las listas del colegio es la procedencia de los inscritos.En muchos casos, nombres de origen rumano o marroquí sustituyen a los españoles. Al contrario de lo que ocurría hace algunos años ,abundan las Yadira o los Suman y van desapareciendo los tradicionales Carmen o María.

Falta de información

Aunque las ayudas se están convirtiendo en un acicate para atraer a familias jóvenes no todas las que dedicen establecerse en el pueblo perciben la cantidad que les corresponde. En el año 2011 nacieron diez niños en el pueblo, pero sólo siete familias pidieron la ayuda. A veces, este hecho está motivado por la falta de información, otras los progenitores acaban de establecerse en el municipio y no cumplen los requisitos.

El Ayuntamiento de Utrillas comenzó a conceder las ayudas a la natalidad hace quince años. Luego, se sumaron entidades locales como el Ayuntamiento de Escucha, y en los últimos años la Comarca de las Cuencas Mineras.

Otras administraciones públicas como la Comarca del Maestrazgo o la de la Sierra de Albarracín emularon su ejemplo. Esta última apoya la natalidad con ayudas de hasta seiscientos euros.

Aunque desde el Ayuntamiento cuestionan que los «cheques-bebé» sean efectivos para fijar habitantes, ya que solo el empleo estabiliza la población, consideran que «al menos son una ayuda». Esta es al menos la fórmula más recurrente para atraer familias jóvenes, y es también es un medio de aliviar las tasas familiares.

De los diez países comunitarios sobre los que Instituto Familiar dispone de datos España es el único país en el que la prestación por hijo depende del nivel de renta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres