Facebook Twitter Google +1     Admin

La marcha de una familia con 3 hijos cierra la escuela de Fuentes Calientes

Lo leemos en Diario de Teruel; es una pésima noticia, pero una consecuencia de la falta de seriedad de algunos nuevos pobladores, que parecen acudir a la llamada desesperada de muchos pueblos, con absoluta frivolidad. Sin arraigo, no hay futuro; la vida en los pueblos es tan dura como hermosa, la vida en los pueblos es tan dulce como amarga; el cierre de un colegio es un portazo a la esperanza. 



La marcha de una familia de nuevos pobladores con tres hijos ha provocado el cierre de la escuela de Fuentes Calientes. Unas fechas antes otra familia de inmigrantes con dos niños se marchó y han dejado la escuela con 2 alumnos de los 7 que comenzaron el curso académico. Los dos alumnos de Fuentes Calientes se desplazan a estudiar a Alfambra. Fuentes Calientes pertenece al CRA Teruel 1, muy afectado por la despoblación y el cierre de las escuelas en los últimos años.

El alcalde de Fuentes Calientes, José Luis Ferrer, manifestó que la causa del cierre de la escuela se ha debido a la marcha en poco tiempo de dos familias, una con tres hijos y la otra con dos. "En Fuentes Calientes había 7 niños y el curso que viene hubiéramos habido, si se hubieran quedado las dos familias, 10 alumnos, pero la última marcha de la madre con tres hijos nos dejan sin posibilidades al quedar la escuela con dos alumnos. En cuestión de 20 días hemos pasado de tener siete niños en la escuela a tener solo dos",

El primer edil de Fuentes Calientes señaló que la familia con tres hijos regentaba el multiservicio rural, que tiene bar, 6 habitaciones y un apartamento, y la familia de inmigrantes procedía de Marruecos y trabajaba de pastor. "Esta familia se ha ido a un pueblo de la provincia de Teruel".

José Luis Ferrer señaló que va a ser difícil que se vuelva a reabrir la escuela de Fuentes Calientes, porque los nuevos pobladores y los inmigrantes te pueden dejar colgado en cualquier momento, como ha ocurrido.

En esta línea, el alcalde dijo que los padres de los niños que han quedado han decidido llevar a sus hijos a Alfambra y no a Perales del Alfambra, que está más cerca, por el temor de que pueda suceder lo mismo que en Fuentes Calientes.

Ferrer comentó que la escuela de Fuentes Calientes está muy bien equipada y en muy buenas condiciones, pero no adelantó que va a pasar con ella si se cede a una asociación cultural como ya se cedió otra aula cuando había dos unidades escolares en Fuentes Calientes.

El director del CRA de Teruel 1, José María Martínez, manifestó que el cierre de la escuela de Fuentes Calientes es consecuencia de la despoblación que está sufriendo el medio rural y de la movilidad que tienen los nuevos pobladores y los inmigrantes. "La familia de inmigrantes de Fuentes Calientes que tiene dos hijos gemelos se han ido al CRA 1 Jiloca, que es el de Santa Eulalia del Campo. La otra familia, la de los nuevos pobladores, se ha ido por cuestiones personales entre la pareja. Los padres de los dos niños han decidido llevar a sus hijos a Alfambra por tener una garantía de que no vuelva a suceder lo mismo y por socialización con más escolares".

En este punto, el director del CRA Teruel, que está en Perales del Alfambra, apuntó que la escuela de Perales cuenta con 6 alumnos para el próximo curso. "De los 91 alumnos que tiene el CRA Teruel 1 casi el 50 por ciento son escolares de familias de inmigrantes o de nuevos pobladores. La mayoría de los inmigrantes son marroquíes, más de 20. Sus padres se dedican la mayoría al pastoreo. Los rumanos a la albañilería y a la hostelería. También tenemos argentinos y peruanos."

Pese a los reveses que está sufriendo el CRA Teruel 1 de cierre de escuelas rurales en los últimos cursos, (Escorihuela, Orrios y Fuentes Calientes), José María Martínez se mostró un claro defensor de las escuela rural, al igual que sus compañeros de profesión, por la proximidad a los niños y la cercanía a las familias de los escolares. "Además hay mucha coordinación en las escuelas rurales con los trabajadores sociales, con los Ayuntamientos, con los alcaldes. La relación es muy estrecha y el profesorado es joven y con ganas de trabajar. Igualmente en la escuela rural se realizan proyectos de innovación, proyectos piloto. Las actividades que se hacen son la mayoría gratuitas y la Comarca Comunidad de Teruel apoya las escuelas rurales con el ofrecimiento de talleres", comentó.

El CRA Teruel 1 cuenta con 91 alumnos en 7 municipios

El CRA Teruel 1, cuya sede está en Perales del Alfambra, cuenta actualmente con 91 alumnos, que se reparten en 7 municipios. Alfambra tiene 21 alumnos. Visiedo 5; Argente 9; Camañas 12; Galve 27; Perales del Alfambra 10 y Pancrudo 7. Galve es el municipio que es excepción dentro del panorama de despoblación del medio rural. El director del CRA Teruel, José María Martínez, calificó de "excepcional" el caso de Galve, donde hay mucha juventud y 27 alumnos en la escuela con tres profesores, uno proveniente de la escuela de Fuentes Calientes. En esta línea, el director del CRA Teruel 1 dijo que en Visiedo hay 5 alumnos y se ha dejado la escuela por la perspectiva de que van a entrar más niños el próximo curso. El CRA Teruel 1 contaba con escuelas en Escorihuela, que cerró en el curso 2010-11; Orrios en el curso 2012-13 y ahora, cuando no se esperaba al haberse comenzado el curso escolar, en Fuentes Calientes.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Jueves, 13 de Noviembre de 2014 12:53 despoblacion #. La despoblación en Aragón No hay comentarios. Comentar.

Entrevista a Luis Antonio Sáez, presidente del CEDDAR y Profesor de economía aplicada

20141110095425-luis-antonio.jpg

Extraordinaria entrevista en Diario de Teruel de Mari Cruz Aguilar a nuestro amigo Luis Antonio Sáez.

Vale la pena leerla con calma. 

Luis Antonio Sáez es profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Zaragoza y presidente del Centro de Estudios sobre la Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales (Ceddar). Es uno de los mayores expertos en despoblación y alerta de que hay que tomar medidas cuanto antes y que realmente sirvan para el territorio y no solo para arrancar votos como muchas veces, recuerda, ha ocurrido.

- Es el presidente del Ceddar y, sin embargo, ha asegurado en diversos foros que el tiempo de analizar la situación ya ha pasado, que hay que pasar a la acción, ¿Por qué?

- No son cosas antagónicas el análisis y el reformismo, al contrario, se complementan y refuerzan. Pero sí es problemático estancarse en una de ellas, o hacer una sin la otra, hacer política sin reflexión, y teorizar sin sentido práctico. En el caso de la despoblación y del desarrollo rural en Aragón la acción política ha sido asistemática, improvisada y apenas ejecutada, atascada en despachos y normas. No por culpa de los técnicos, pero sí por quienes los han dirigido sin criterio ni conciencia de lo que afrontaban. Y la ciudadanía, bueno, una parte importante, o más ruidosa, que sirve de referente mediático y cortejo electoral, se ha acomodado en unos tópicos victimistas que la exoneran de su corresponsabilidad, sin asumir su protagonismo.

- ¿Qué nos queda entonces?

-Estamos en los últimos minutos de partido, en muchos pueblos sin jóvenes ni proyectos, haciendo centrocampismo dialéctico superficial, sin profundizar hacia el área concreta de las soluciones, tanto desde el flanco político como desde los agentes sociales. Pronto estaremos en el tiempo de descuento, lamentándonos de no haber atacado nuestro futuro con más rigor, compromiso y efectividad cuando había más margen. Han pasado más de treinta años del primer gobierno autonómico y de las primeras corporaciones locales votadas democráticamente y sus resultados, o, mejor, su esfuerzo al respecto, salvo alguna excepción, ofrece ciertas dudas.

- ¿Se ha dicho todo en materia de despoblación?

-No, ni mucho menos, siempre hay temas inéditos para la investigación, más aún en el desarrollo rural o en demografía, que son asuntos cambiantes e imprevisibles pues dependen de las conductas humanas, de lo local y de lo global, de las inercias históricas pero también de la innovación. Pero sí que hay, desde hace mucho tiempo, un arsenal suficiente de estudios, de informes, de bibliografía científica, que permitiría, a quien leyera y estudiara esos temas con sentido crítico y reflexivo, y además fuera permeable a lo que sucede en su entorno cotidiano, tomar decisiones consistentes.

- ¿En este tema no existen varitas mágicas supongo?

-La realidad no da saltos, y las soluciones a problemas estructurales, de larga trayectoria como los demográficos y territoriales no pueden corregirse de inmediato. Pero en toda estrategia se ha de combinar el corto y el largo plazo. Las decisiones sobre dónde residir, cuántos hijos tener, si emigrar a la cabecera de comarca, a una masada o a Valencia, son consecuencia de valores, mentalidad, mercados e influencias políticas y administrativas que acumulan causalidades interdependientes que vienen de lejos. Es difícil cambiarlos. Pero la cuestión última, la más determinante según bastantes estudios realizados en diferentes áreas de Europa sobre por qué se queda la gente o por qué decide marcharse, coinciden en que más que por motivos económicos o nivel intelectual es por su sensación de ser parte de una comunidad, de que el lugar donde uno vive, o más aún, donde crece y adquiere sus referentes como persona, es atractivo, creativo, inclusivo, y eso depende de valores que moldean la personalidad y la sociedad.

- También aboga por hacer reivindicaciones reales y no pedir infraestructuras que luego no se utilizan, ¿no es así?

- Es cierto que algunas infraestructuras es condición necesaria, imprescindible para el crecimiento, aunque nunca causa suficiente por sí sola. Ni si quiera es la principal. No por tener un polígono industrial tuneado como plataforma logística hay más empresarios, ni por construir circuitos surge una industria del motor u hotelera que lo amortice; más bien los caminos que han tenido éxito en la historia económica han sido a la inversa. Inversiones que llegaban a la vez, no antes, de su necesidad, justificadas con sumo rigor, austeridad y oportunidad. Todas las infraestructuras, más allá de su inversión inicial, exigen unos gastos de mantenimiento que también suelen ser altos y permanecen en el tiempo. Necesitaríamos un análisis coste-beneficio en el largo plazo, no sólo económico, evidentemente, también social. Y sobre todo que en ese análisis coste-beneficio se descontara el cálculo electoral de quienes las promueven y la presión de los grupos de interés. La lista de polígonos con aliagas, polideportivos sin usuarios, residencias apenas ocupadas, proyectos hoteleros sin gestión ni clientes, agencias de desarrollo sin empresas a las que asesorar es muy larga en Aragón y Teruel.

- Usted habla de poner en marcha proyectos que sirvan de verdad para atender a los que aún viven en el medio rural, ¿como cuáles?

- Hay cuestiones relevantes que dependen de políticas transversales, que no tienen que ver específicamente con el crecimiento económico o la atracción de nuevos residentes, pero que en el medio rural más periférico adquieren una connotación especial. Son el envejecimiento y dependencia, la seguridad personal y patrimonial, la conciliación familiar y laboral, la accesibilidad a la vivienda, la adaptación de ciertas normativas de diseño exclusivamente urbanita, el apoyo al asociacionismo y a la cultura. No exigen tanto un desembolso monetario como incorporar la perspectiva rural a cada gran tema, capacidad de coordinar diversas áreas de gobierno, cierta inteligencia e imaginación para anticipar tendencias, apoyarse en el tejido social local, estudiar e investigar reconociendo que la complejidad de la gestión exige siempre estar aprendiendo, un talante inclusivo hacia los ciudadanos, haciéndoles corresponsables y partícipes.

- Su mensaje sobre el futuro de los pueblos es un tanto negativo, ¿qué vaticinio hace para los pueblos de Teruel que ahora no llegan a cien habitantes?

-Si uno mira las estadísticas aprecia una dinámica curiosa ya desde hace dos décadas o más. Los pueblos más pequeños, esos que usted alude, resisten mejor la despoblación que los medianos. Tienen una especie de suelo en su número de empadronados aunque en la mayoría de los casos es ficticia, gente empadronada allí que no reside. Por eso, de lunes a viernes, muchos estarán vacíos o con poquitos residentes, y el fin de semana recuperaran un cierto dinamismo.

-¿Serán entonces un lugar destinado solo a vacaciones?

- Creo que estos pueblos muy pequeños evolucionarán en torno a tres grandes tendencias. Primera, los que están bien comunicados y un buen nivel en servicios públicos y privados, se mantendrán o incluso se recuperarán. Serán lugares atractivos en los que residir, pues combinarán lo bueno de ambos medios, el rural y el urbano, ejemplificarán la rururbanización anunciada ya por los geógrafos hace veinte años. Esto ya está sucediendo en provincias similares, incluso en la nuestra. Los núcleos más periféricos, desaparecerán como lugares habitados permanentemente, convirtiéndose en pueblos de fin de semana y exigirán una gestión administrativa muy compleja. Y habrá un grupo asistemático, difícil de prever y localizar que dependerán de la presencia en ellos de pequeñas comunidades o grupos de gente joven y madura, a veces incluso de una sola familia, que lo encuentra atractivo para residir y llevar a cabo su proyecto vital.

- ¿Lo rural parece que, en los últimos años, está de moda?

- Hay un saber hacer que acumula conocimientos de muchas generaciones y va a ser muy importante en este siglo que iniciamos, en el que lo territorial, el espacio y lo agrario se van a revalorizar. Por ahí, con innovación vinculada al saber local, habría líneas en las que profundizar colaborando lo público y lo privado. En suma, proyectos inspirados en esas tres t de forma integrada, equilibrada, mestiza: talento, tolerancia y tecnología.

- ¿Qué opina de los proyectos y programas que hay ahora en marcha para atraer nuevos pobladores, cree que son una posible solución para algunos de los pueblos?

- Atraer de golpe a muchas familias sin vínculos previos ni conocimiento del lugar es un proyecto que es muy arriesgado, por muy bienintencionado y planificado que haya sido. Aguaviva y Castelnou son paradigmáticos de esas contradicciones, de ciertas limitaciones difíciles de superar. Resultan implantes un tanto forzados, ortopédicos, que finalmente no arraigan.

- ¿Hay alguno que sí tendría el aprobado?

- En mi opinión el proyecto Abraza la Tierra, también muy importante en la provincia, sí recoge las características deseables, porque tienen que ver con una lluvia fina que gotea y al final empapa. No plantea una meta cuantitativa, de cifra de habitantes, o niños para una escuela, ni está basado en incentivos o subvenciones que, en ocasiones, parecen sobornos, sino en facilitar a personas de origen urbano que tienen un proyecto personal materializable en un entorno rural el que encuentren la población más idónea. No ha generado burocracias adicionales, maneja un presupuesto exiguo dentro de la programación Leader, no exige requisitos personales de hijos o estancia, sino sólo, que no es poco, lo que decíamos antes, un compromiso hacia una comunidad rural de la que formarán parte. También ha tenido fracasos, pero globalmente es una medida que ha rendido importantes frutos, incidiendo en los aspectos de acogida e integración en la localidad de recepción.

- Claro, pero a veces el requisito de los niños es la clave para salvar una escuela...

- Estos programas son interesantes en la medida que facilitan la llegada de quienes sinceramente, de una manera reflexiva y consciente deciden trasladarse a un pueblo. Si la iniciativa es consecuencia de una promesa laboral o de vivienda en personas con una situación familiar extrema que les empuja a emigrar casi sin margen de plantearse el lugar previo al que van a ir, es casi seguro que fracase, aunque tengan competencias profesionales para el puesto ofrecido y muchos niños en edad escolar.

- ¿Cree que las agrupaciones de territorios como plantea Francisco Burillo con Serranía Celtibérica son la fórmula para obtener ayudas de Europa?

-La Política de Cohesión europea, como la práctica totalidad de las políticas regionales occidentales, se ejecuta con base en unidades territoriales administrativas, políticas, dado que la capacidad ejecutiva y la información estadística tienen esa matriz, en el caso de Europa los famosos NUTs (Nomenclatura de Unidades Territoriales), que en el contexto español son nuestras autonomías y provincias. Lo que sugiere el profesor Burillo es definir una especie de región funcional, pero la política europea, como tampoco la española, apenas considera ese tipo de espacios más allá que con fines de estudio, o como laboratorio de políticas experimentales.

- ¿Son las ayudas de la Unión Europea la clave para salvar el medio rural como plantean algunos?

-No, ni mucho menos. Las reciben Orense y Lugo desde hace un cuarto de siglo y su envejecimiento y pérdida demográfica ha sido superior en ese tiempo a la de Teruel. Como decía antes, es fundamental tener un nivel de servicios públicos, sociales y económicos, adecuados. Gran parte de la provincia tardó en alcanzarlos, es cierto, y puede haber lagunas en alguna cuestión muy concreta. Pero hoy en día no es un factor de expulsión del medio rural la asistencia médica, ni la educación, ni los equipamientos sociales o de ocio. En muchos casos su nivel es superior al urbano, que no es, ni mucho menos, perfecto. Tampoco las autovías de Castilla y León cofinanciadas por el FEDER han evitado un despoblamiento y desarticulación del territorio tan grave o más que el nuestro.

- ¿Por qué se va entonces la gente de los pueblos?

- Quienes salen del mundo rural son, sobre todo, jóvenes, y lo hacen por una cuestión de mentalidad o valorativa, de llevar a cabo un determinado proyecto vital muy vinculado a una realización profesional y formativa aunque puedan tener menos incertidumbres económicas y laborales si se quedaran en su lugar de origen. Y por tener más subvenciones europeas no habría muchas más empresas en esos pequeños pueblos de los que salen, con empleo atractivo para retenerlos. Todo influye, obviamente, pero los fondos europeos en mucha menor medida que esos temas transversales, dependientes de nosotros mismos, políticos y ciudadanos, que he citado antes.

- Otro aspecto que se critica desde el medio rural es el dinero que se gasta en poner en marcha nuevos proyectos mientras se deja de lado el sector primario, ¿qué tiene que decir al respecto?

- El sector primario es el más determinante del territorio, de su paisaje físico y humano, y no es deslocalizable. Tiene una gran capacidad de arrastre hacia adelante si se integra en la cadena de valor transformadora y, sobre todo, comercializadora. Podría generar mucho más empleo en el medio rural con una mentalidad más emprendedora. Pero ese cambio cualitativo no es cuestión de dinero ni de reglamentos. De nuevo, es cuestión de valores, de que esa iniciativa creativa sea encauzada, y, sobre todo, reconocida, a veces por los propios agricultores y sus cooperativas, y que haya procesos de imitación y de apoyo. Las actividades creativas requieren de un clima especial, en el que lo político influye, pero no sólo él. Y lo agrario, el sector alimenticio, tiene un carácter estratégico que a medio plazo va a recuperarse con gran notoriedad. Por último, ha sido un error el poco valor que se ha dado a ser pastor o agricultor, como si sólo las desempeñaran quienes no se podían dedicar a otras tareas. Hay un cierto estigma vinculado a ciertas profesiones, curiosamente con gran libertad y creatividad en su ejercicio cotidiano, que convendría reparar.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Lunes, 10 de Noviembre de 2014 09:47 despoblacion #. La despoblación en Aragón No hay comentarios. Comentar.

Huesca es la provincia de España con más pueblos deshabitados

20141105123251--562902602431919785368489630549n01386c28-b7b2e2e8.jpg

Dejamos esta noticia, de Heraldo de Aragón que no por conocida nos deja indiferentes; una realidad con la que convivimos y que padecemos, una realidad cruda y triste, como esa lluvia Amarilla que incesante cae sobre las ruinas de nuestra memoria.

En la imagen Cenarbe.

Huesca es la provincia española con más pueblos deshabitados, un total de 320. Así lo ha podido comprobar Cristian Laglera, autor de dos libros y un tercero que aparecerá en febrero del año que viene, sobre este fenómeno y también de la página web, www.despobladosenhuesca.com, que cuenta ahora con entre 600 y 800 visitas de media al día. Allí se encarga de catalogar estos núcleos, realizando una descripción de cada uno de ellos, contando su historia y características e ilustrando todo ello con imágenes.

Él fue el encargado de inaugurar la tarde del martes las Jornadas Culturales de Otoño de la asociación de vecinos del casco histórico de Huesca, Osca Biella, en su local de la calle de San Salvador. Como explica, el 90% de estas localidades fueron abandonados entre 1930 y 1960. “Hubo varias razones que son comunes a la mayoría, como la construcción de pantanos y sobre todo, la falta de servicios básicos. En estos pueblos no había electricidad, ni luz, ni agua. Ni siquiera tenían un acceso mínimamente digno”, señala. Se unió además la industrialización y la búsqueda de nuevas oportunidades en la ciudad o poblaciones más grandes.

El turismo rural o la reconstrucción de las viviendas por parte de los descendientes de los antiguos propietarios son algunos síntomas de recuperación de estos núcleos, aunque se está dando, asegura el ponente, en un porcentaje muy reducido, “en unas 15 localidades del total”. La zona donde se produjeron más abandonos fue, destaca, el Pirineo, mientras que la comarca de la Hoya de Huesca es la que registra un menor número de casos.

Jornadas culturales

Las jornadas sobre despoblación continuarán hasta el próximo 28 de noviembre con diferentes ponentes y abarcando otras zonas de la provincia de Huesca. El día 18, también martes, será el turno de José María Satué, quien mostrará a través de ‘La memoria de un montañés’, un caso real de emigración rural en Aragón. Para el día 26 está prevista la intervención de Carlos Serrano, miembro del Centro de Estudios sobre Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales de Aragón (Ceddar), quien mostrará este fenómeno desde el punto de vista “de la investigación y lo divulgativo”. El 11 de noviembre, Carlos Cajal tratará la situación de las poblaciones de la parte baja del Guarga, como Lasaosa, Castiello o Layés. El día 25 tomará el testigo Adolfo Castán, quien realizará a su vez un recorrido por el valle de Ara, Sobrepuerto y La Solana.

Por último, el día 28, el grupo político Equo mostrará las conclusiones de su I Jornada sobre despoblación, junto con una mesa de debate. Todas las citas serán a las 20.00 en el local social del barrio y la entrada es gratuita. Aparte, durante todo el mes, se puede disfrutar en este mismo espacio de la exposición ‘Chimeneas sin humo. La despoblación en Aragón’, compuesta por 18 paneles en los que se analizan las consecuencias que ha tenido este fenómeno en la comunidad autónoma. Durante todo el mes se elaborará además un manifiesto sobre despoblación a través de la página de Facebook de Osca Biella.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Miércoles, 05 de Noviembre de 2014 12:32 despoblacion #. La despoblación en Aragón No hay comentarios. Comentar.

Pueblos terminales

Excelente artículo de Michel Vallés en EL Periódico de Aragón. Se constata una realidad  que parece ser inevitable. Se hace necesario seguir implementando medidas, al tiempo que se deben exigir resultados.  

El 76,9% de los municipios aragoneses tendrá muchas dificultades para su supervivencia

 

Tres muestras bastan para dibujar las entrañas del Aragón demográfico. Tamarite de Litera, Visiedo y María de Huerva son los síntomas. Configuran la casuística de una comunidad en la que 170 de sus 731 localidades son demográficamente terminales, y 392, están calificadas como muy viejas. Tres cuartas partes de los municipios, el 76,9%, van a tener "muchas dificultades para su pervivencia futura". Significa que cuando mueran las actuales generaciones de mayores, la historia de estos pueblos pondrá un punto final en su línea vital.

"Estamos estancados desde hace años. No crecemos porque los jóvenes no encuentran trabajo y se van". Habla Francisco Mateo (PSOE), alcalde de Tamarite de Litera. Su pueblo, con 3.656 vecinos, responde al canon de localidad de estancamiento demográfico. La morfología de su pirámide poblacional es similar a una campana. Esto es: el 26,23% de sus habitantes tiene más de 65 años; el 56,10% se sitúa entre los 19 y los 64 años y el 17,67% cuenta con menos de 19 años. La lista de municipios que se hallan en esta situación es amplia; son localidades que pese a sufrir las consecuencias de la emigración desde el campo a la ciudad, han conseguido salvar las brasas de su engranaje socioeconómico. Lo que ha permitido ralentizar su deterioro demográfico.

"Hemos sido un pueblo tradicionalmente agrícola y ganadero, dos actividades que ya no pueden crecer", admite Mateo. Su esperanza descansa en la incipiente industria que subsiste en este municipio sito justo en la frontera entre Aragón y Cataluña. Su posición estratégica, a dos horas de Barcelona, a hora y media de Zaragoza y a 30 minutos de Lérida no parece ser rédito suficiente para crecer. Recuerda el regidor que la pasada legislatura se instalaron en Tamarite dos empresas y se crearon 80 puestos de trabajo. Desde entonces nada. Achaca al actual Gobierno de Aragón, en manos del PP, la falta de planificación estratégica para ofrecer alternativas a municipios como el suyo. La crisis tampoco ha ayudado a la creación de empleo.

El departamento de Política Territorial del Gobierno de Aragón ha elaborado un extenso informe en el que se analizan los problemas demográficos de la comunidad. Se proponen infinidad de soluciones, que aguantan bien el papel, como planteamientos teóricos. Pero la realidad parece empeñada en reivindicarse. Los problemas vienen de lejos y revertirlos es una quimera. En Zaragoza reside el 50,4% de la población aragonesa. La media del resto de municipios es de 918 vecinos. Y su densidad de población de 14,3 habitantes por kilómetros cuadrado --excluyendo la capital--. En el Maestrazgo es de 3 personas. Unas décimas inferior a la de Islandia (3,04). Bruselas se ha comprometido a dar más fondos a las regiones en las que la dispersión y el envejecimiento se asientan cual rémoras en su desarrollo. Solo cinco comarcas superan la densidad media y siete superan los 25 habitantes por kilómetro cuadrado. El resto --26-- se sitúa por debajo. Trece de ellas son lo que se considera un desierto demográfico --10 hab/km2--.

Visiedo, en Teruel, es prototipo de despoblación. Una pirámide invertida es el esquema que conduce a este pueblo de 140 vecinos --en el padrón aparecen 145-- hacia la desaparición. El 44,83% tiene más de 65 años. Los mayores multiplican por seis a los jóvenes. El pasado 10 de octubre nació en este pequeño pueblo de la llanura turolense el primer bebé de los últimos 12 años. Pedro Aranda, el alcalde, tiene 57 años es ganadero y agricultor. Ahora, en primavera recuerda la dureza de la nieve en invierno. "Tenemos todos los servicios, pero la gente joven no se queda a vivir, se van a Barcelona, Zaragoza o Valencia. ¿Cómo vas a ver el futuro con este panorama? Mal", dice. En la escuela hay seis niños, la mitad inmigrantes. Tres parejas evitan que los datos poblaciones se desplomen. Dos son marroquíes y la otra, italoperuana. El regidor habla por teléfono la tarde de un viernes. Cuenta que es el mayor de los ganaderos en activo que permanecen en el pueblo, que los jubilados marchan a Teruel cuando cobran la pensión, que es difícil pensar en soluciones para la despoblación. "Sí, puestos de trabajo, pero dónde y cómo", se pregunta. Visiedo tiene supermercado, bar, carnicería, farmacia, un médico que viene tres veces a las semana. Las casas lucen arregladas. Esperan que el verano las caliente y las llene de vida.

En los gloriosos tiempos del boom inmobiliario en María de Huerva se empadronaban 100 personas al día. A media hora de Zaragoza este municipio está en la otra cara de Aragón. Entre el 2001 y el 2011 aumentó su población un 299,69%. Su esencia solo cobra sentido interpretada a la sombra de la capital. Ahora el ritmo de crecimiento se ha reducido. Pero la localidad ha alcanzado los 5.265 habitantes al ritmo alocado del ladrillo. No hay en sus calles gente mayor (6,55%). Y sí muchas parejas jóvenes con niños. Carritos en los parques. Su guardería, con 120 plazas, tiene lista de espera. Sus dos colegios se amplían. Dispone de los servicios de una ciudad. "Ha venido mucha gente nueva. Nuestro reto era la integración y se ha logrado, gracias a los niños pequeños. En la guardería la gente se relaciona y se hacen vínculos de amistad", cuenta la alcaldesa Marimar Vaquero (PP). Su desarrollo ha sido sostenible. Al contrario que otros municipios como La Muela. Lejos de ser terminal, en María de Huerva todo termina de empezar.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Lunes, 07 de Abril de 2014 14:13 despoblacion #. La despoblación en Aragón No hay comentarios. Comentar.

“Masegoso de siempre ha estado abandonado, no es de ahora”

Volvemos a la actualidad de la despoblación turolense, con declaraciones del último habitante de Masegoso en el Diario de Teruel, que da claves sobre una verdad aún más dramática si cabe. 

El último vecino que vivía todo el año en Masegoso, Domingo García, manifestaba que su pueblo "de siempre ha estado abandonado, no es de ahora", porque se haya ido a vivir a la cercana localidad de Terriente. Domingo García confiesa que no le asustaba ni le asusta vivir solo en invierno. Masegoso es un núcleo urbano que comparte cabecera con El Toril, que está habitado durante el invierno por tres familias que suman 12 vecinos.

Domingo García Sánchez, que no quiere protagonismos de ninguna clase ni fotografías, señaló que la decisión de dejar de vivir en El Masegoso, siendo su último vecino, es una cuestión estrictamente personal. Domingo García manifestaba que no quería hablar pero apuntó que el abandono de Masegoso es una cuestión de siempre, no de ahora, con la falta de servicios. Reseñó a modo de ejemplo que cuando nieva las máquinas quitanieves pasan cuando pasan, pero que no entran al pueblo a limpiar las calles y que, por lo tanto, no puede salir para trabajar.

García Sánchez es albañil y trabaja normalmente en Terriente, municipio donde ha alquilado un apartamento. Dijo que aunque tenga el apartamento va a seguir desplazándose con regularidad, fines de semana, a su casa de Masegoso. Terriente y Masegoso están a penas 10 kilómetros. Añadía que vivir solo en Masegoso en invierno no le ha asustado ni le asusta.Domingo García es natural de Masegoso pero emigró a Barcelona hasta que decidió regresar a vivir a su pueblo hace 7 años.

El alcalde de El Toril y Masegoso, Javier Dalda, aseveró que Masegoso está habitado de forma permanente 10 meses al año por los jubilados, aunque no están censados para no perder servicios o tener problemas con la sanidad en las ciudades donde apenas residen. "Los jubilados pasan desde Semana Santa hasta la la temporada de otoño en el pueblo, pero cuando vuelven a la ciudad no quieren tener problemas con la atención sanitaria y por eso están censados allí y no aquí donde residen la mayor parte del año".

En Masegoso también vive un pastor que realiza la trashumancia al Levante cuando llega el frío y en primavera sube de la tierras alicantinas a pastar a la Sierra.

Respecto a El Toril Dalda dijo que está habitado en invierno por tres familias enteras, 12 personas, y en verano la población se incrementa muchísimo como en el resto de las localidades. "El?Toril está habitado por tres familias enteras, con jóvenes también. Hay tres pastores en el pueblo y en verano la población aumenta muchísimo, aunque censados en El Toril estaremos poco más de una treintena de personas".

Javier Dalda lo que lamentó fue la continua pérdida de servicios que tiene el mundo rural, que en su pueblo y en los de la zona se ha traducido, en el último de ellos, en la línea de autobús. Hasta hace unos meses la línea de autobús Teruel-Frías de Albarracín pasaba todos los días, salvo los domingos, y que ahora solo entra en los pueblos previo aviso telefónico en jornada anteriores a la realización del viaje. "Si no se llama por teléfono el autobús de línea no entra en los pueblos".

La vecina de El Toril, Pepa Royuela y su marido exponían que el devenir de los pueblos de la Sierra de Albarracín es ir a menos, porque no hay posibilidades de trabajo y los servicios se recortan como el mencionado de la línea de autobús. "Antes el autobús de línea pasaba todos los días de la semana, excepto los domingos, y ahora hay que llamar por teléfono para que venga el autobús". Comprendían la decisión tomada por Domingo García de dejar Masegoso para irse a vivir a Terriente "porque estaba solo y para desplazarse al trabajo con la nieve es peligroso. En estos pueblos vamos a menos. El Vallecillo, Arroyofrío, que también vive solo una persona, El Villarejo... No hay trabajo y no hay jóvenes. Solo quedamos jubilados, que aguantamos con unas pagas muy bajas".

La cubierta de la iglesia de Masegoso se ha restaurado.

La cubierta de la iglesia de Masegoso está restaurada. Los hijos de Masegoso denunciaron el pasado año el peligroso estado de la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Remedio, que amenazaba con hundir todo el templo. La restauración del tejado estaba contemplada en las actuaciones urgentes del convenio entre DPT, Obispado de Teruel e Ibercaja.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Martes, 18 de Marzo de 2014 12:49 despoblacion #. La despoblación en Aragón No hay comentarios. Comentar.

Masegoso deja de estar habitado al irse el último vecino

20140314094952-004.jpg

Lo leemos en la edición digital del Diario de Teruel. Constata una tragedia silenciosa, un adiós que tal vez sea definitivo. Volver la vista atrás, recordar aquellos tiempos pasados.  Toril y Masegoso es un municipio que se enfrenta al abismo del abandono, con la condena del tiempo que pende como una sentencia inaplazable. Toril y Masegoso son dos pueblos unidos por la desesperación, el ejemplo de un drama silenciado, de una tragedia que nos sobrecoge.  

 

Masegoso es el primer núcleo urbano de la provincia de Teruel que deja de estar habitado en los últimos años tras la marcha del último vecino.

El municipio de Toril y Masegoso, en la Sierra de Albarracín, está formado por dos núcleos urbanos, uno de los cuáles ya es un despoblado salvo alguna casa a la que acudan en verano o vacaciones sus propietarios.

En Masegoso ha vivido hasta hace unos días un vecino que trabaja como albañil, pero que únicamente acudía a su casa a dormir. Por razones de comodidad a la hora de desplazarse a su puesto de trabajo ha optado por dejar de acudir a Masegoso y se ha instalado en la otra cabecera del Municipio, Toril. No obstante, el futuro demográfico de Toril tampoco es halagüeño, ya que apenas residen habitualmente cuatro o cinco personas, todas jubiladas.

Esta situación demográfica de acelerada despoblación también se extiende por otros núcleos de la zona como Tormón, donde la persona que regentaba el bar se ha marchado por la escasa rentabilidad de ese servicio municipal y en el pueblo apenas queda una decena de personas mayores.

El Ayuntamiento de Tormón cede por un alquiler simbólico las instalaciones del bar para su gestión, servicios acompañados de vivienda de turismo rural, pero la persona que lo gestionaba únicamente lo rentabilizaba los meses de verano.

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Viernes, 14 de Marzo de 2014 09:47 despoblacion #. La despoblación en Aragón Hay 3 comentarios.

Presentan en Cantavieja el ejemplar de 'Caire' sobre despoblación

Damos cuenta de esta magnífica noticia, que abanderan nuestros compañeros de ADEMA-CAIRE. Iniciativa de la que también participa el Parque Cultural del Maestrazgo como entidad colaboradora. 

Dejamos la noticia del Diario de Teruel 

En la sede de la Comarca del Maestrazgo se presentó ayer la última edición de la revista del Centro Aragonés de Información Rural Europea (Caire), que en esta ocasión aborda en sus páginas el problema de la despoblación en el medio rural y los fondos europeos para el periodo 2014- 2020. La revista Caire llega con este al número catorce y lo hace abordando este tema fundamental para la provincia de Teruel y otras zonas rurales españolas de interior.

Aprovechando la celebración del Año Europeo de los Ciudadanos 2013, el Europe Direct CAIRE planteó el año pasado foros de debate en todos los municipios de la comarca al objeto de abordar esta problemática, foros en los cuales más de 300 vecinos participaron tomando la palabra para dar su opinión, mostrar sus preocupaciones al respecto e incluso hacer propuestas. Fruto de aquel trabajo, apoyado por la Diputación Provincial de Teruel, la Comarca del Maestrazgo y el Gobierno de Aragón, es hoy esta revista.

En la presentación de la revista en cuestión participaron el Vicepresidente segundo de la Diputación Provincial de Teruel, Ramón Millán, el Diputado Delegado de Programas Europeos, Carlos Sánchez, el Presidente de ADEMA, Ángel Blas Vinaja y, en representación de la Comarca del Maestrazgo asistió al acto Daniel Torres.

Desarrollo de proyectos

Carlos Sánchez comentó que "la Diputación trabaja en desarrollar proyectos e ideas para luchar contra la despoblación, y que debates como este plasmado en la revista Caire, cuya edición hemos financiado con 3.000 €, son muy importantes". También comentó que programas de cooperación como el "Philoxenia Plus" y "Move on Green" en los que participa la Diputación "pretenden acercar los servicios básicos al ciudadano y contribuir a mejorar la movilidad en el medio rural de una manera sostenible, lo cual en nuestro territorio es muy necesario".

Objetivo fundamental

Ramón Millán por su parte explicó que "el objetivo fundamental de todas las instituciones que han participado, Diputación, Gobierno, Comarca y ADEMA, es evitar que nuestros hijos se vayan, tomar medidas para paliar este problema y para favorecer el regreso de los que emigraron y que ahora podrían asentarse de nuevo en el territorio con proyectos generadores de riqueza y empleo".

Además también añadió que "el foro sobre despoblación que ha tenido lugar en el Maestrazgo ha sido de las acciones más importantes de los últimos tiempos ya que la gente que participó aporto sus ideas aunque luego la búsqueda de soluciones sea más difícil".

Por su parte el presidente de ADEMA, Ángel Blas Vinaja comentó que "ya es el número catorce de la revista que ya cuenta con una dilatada trayectoria tratando temas que afectan al territorio y esperamos que sea interés y marco de acciones a llevar a cabo en el futuro".

Igualmente Vinaja agradeció a las Instituciones el interés y el apoyo prestado en el proyecto ya que "ayuda a sensibilizar a la sociedad sobre un problema que afecta a todo el medio rural español".

Para finalizar, Daniel Torres añadió que "la Comarca del Maestrazgo siempre ha apoyado proyectos como este que tratan temas de gran interés y preocupación en el territorio".

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Viernes, 21 de Febrero de 2014 13:22 despoblacion #. Observatorio CAIRE No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris